POSTURA EN LA INFANCIA Y REFLEJOS PRIMITIVOS

 

La postura en la infancia va evolucionando de la mano del neurodesarrollo y en estrecha relación con la evolución de los reflejos primitivos. Cuando un bebé nace tiene una única curva en la columna y aún no es capaz de logar ninguna postura por él mismo. A medida que va desarrollando habilidades motoras empieza a controlar su cuerpo y a hacer frente a la fuerza de la gravedad.

Primero empieza a tener más control de su cabeza, luego logra voltearse, conquista la posición de cuadrupedia y más tarde la sedestación. Tras meses de práctica el bebé consigue ponerse de pie por primera vez. La postura en bipedestación va madurando a medida que el niño consigue controlar el equilibrio, y empieza dominar la marcha.

Cuando hablamos de conseguir una buena postura nos referimos a lograr una posición equilibrada de la columna, en la que se respeten sus curvas, permita una correcta distribución del peso del cuerpo y se necesite el menor gasto de energía para mantenerla.

La postura está determinada por diferentes factores físicos, biomecánicos, fisiológicos, actividad física incluso por rasgos de la personalidad de cada individuo. Otro factor que puede influir en la construcción de una postura determinada es el neurodesarrollo. A través del desarrollo psicomotor el niño va conquistando diferentes posturas hasta llegar a la bipedestación,pero variaciones en este desarrollo pueden condicionar la postura.Saltarse alguna fase del desarrollo o unos reflejos primitivos mal desarrollados o no integrados pueden alterar el desarrollo equilibrado de la postura.

En esta ocasión nos centraremos en el estudio de 5 reflejos que pueden interferir en el desarrollo de la postura.

 

¿Qué son los reflejos primitivos?

Los reflejos primitivos son movimientos automáticos y estereotipados que aparecen en la vida intrauterina y que acompañan al desarrollo del niño hasta desaparecer entorno a los 2-3 años.Se desencadenan al recibir un estímulo, que puede ser táctil, un movimiento, un sonido…Desde el nacimiento debemos asegurarnos de que los reflejos estén presentes y bien organizados, de manera que cumplan su función y se integren correctamente.

A medida que avanza el desarrollo del niño los reflejos primitivos deben ir desapareciendo (se integran) para que aparezcan los movimientos voluntarios y los reflejos posturales. Pero si los reflejos primitivos continúan activos puede haber una inmadurez en el desarrollo y dificultad para adquirir ciertas habilidades.A continuación, hablaremos de algunos reflejos primitivos que pueden interferir en la postura.

 

Reflejo Tónica Laberíntico (RTL)

El Reflejo Tónico Laberíntico tiene un origen vestibular y debe estar desarrollado en el nacimiento. Este reflejo influye en la distribución del tono muscular del cuerpo y si no se inhibe correctamente “saboteará” al sistema vestibular.

Podemos distinguir un Reflejo Tónico Laberíntico Anterior y otro Posterior. El RTL anterior aparece ya en el útero y provoca una flexión del tronco al flexionar la cabeza. El RTL posterior se inicia en el nacimiento y conlleva a una extensión del tronco al extender la cabeza. Ambos deberían haberse integrado a los tres años.

 

Consecuencias de un RTL anterior no integrado

Las principales consecuencias de la falta de integración del RTL Anterior son:

  • Postura encorvada.
  • Poco tono muscular.
  • Sentido del equilibrio pobre y propensión a marearse en el coche.
  • Dificultades de percepción visual y problemas espaciales.

 

Consecuencias de un RTL posterior no integrado

Las principales consecuencias de la falta de integración del RTL Posterior son:

  • Mala postura, con tendencia a desplazar el peso del cuerpo hacia la punta de los pies al caminar.
  • Aumento del tono muscular, movimientos rígidos.
  • Mala coordinación y equilibrio.
  • Tendencia a marearse con el movimiento.
  • Dificultades de percepción visual y problemas espaciales

 

Reflejo Tónico Simétrico Cervical

Este reflejo no está presente en el nacimiento, por lo que hay autores que no lo consideran un reflejo primitivo. Aparece entre los 6 y 9 meses de vida y debe desaparecer entre los 9 y los 11 meses. Es un reflejo que ayuda al bebé a levantarse del suelo sobre manos y rodillas cuando está boca abajo y le permite alcanzar la posición de gateo.Pero igual queotros reflejos debe desaparecer para que el bebé progrese en su desarrollo y pueda gatear con libertad.Este reflejo hace que cuando el bebé está en posición de cuadrupedia (a cuatro patas)al flexionar la cabeza sus brazos se flexionen, pero sus piernas se extiendan. Por el contrario, si extiende la cabeza sus brazos se estiran y sus piernas se flexionan.

Los bebés que no inhiben a tiempo este reflejo están condicionados por movimientos involuntarios y no suelen gatear de manera fisiológica. Algunos hacen desplazamientos alternativos como gatear con manos y pies sin arrastrar las rodillas (como hacen los osos) o desplazarse sentados arrastrando los glúteos. Otros optan por ponerse de pie y caminar, saltándose la fase de gateo y sus múltiples beneficios.

 

Consecuencias de un RTSC no integrado

Las principales consecuencias de la falta de integración del RTSC son:

  • Mala postura, postura asténica.
  • El niño se deja caer cuando está sentado, se sujeta la cabeza cuando escribe o cuando come.
  • Forma de caminar “desaliñada”.
  • Le cuesta sentarse en el suelo con piernas cruzadas y prefiere sentarse en “W”.
  • Mala coordinación oculomanual.
  • Les cuesta aprender a nadar.

 

Reflejo Tónico Asimétrico Cervical

Es un reflejo que aparece a las 18 semanas de gestación (se percibe en forma de pataditas durante el embarazo) y debe desaparecer hacia los 6 meses de vida.

Cuando el bebé está boca arriba y rota la cabeza hacia un lado provocará la extensión refleja del brazo y pierna de ese lado, mientras que el brazo y pierna contrarios estarán flexionados.

Es un reflejo que permite al bebé desarrollar la coordinación oculomanual y se debe realizar tanto a la derecha como a la izquierda. Por ello es importante tratar la tortícolis congénita cuanto antes porque al no poder rotar la cabeza hacia un lado no se desencadena las mismas veces el reflejo que al otro.

Consecuencias de un RTAC no integrado

Las principales consecuencias de la falta de integración del RTAC son:

  • Dificultades en el equilibrio.
  • Poco balanceo cruzado de brazos al caminar.
  • Problemas de lateralidad.
  • Problemas de percepción visual y seguimientos oculares.

 

Reflejo de Galant

Aparece a las 20 semanas de gestación y debe desaparecer entre los 3 y los 9 meses. Se desencadena ante el estímulo táctil al lado de la columna lumbar y reacciona flexionando esa cadera.

Consecuencias de un Reflejo de Galant no integrado

Las principales consecuencias de la falta de integración del Reflejo de Galant son:

  • Puede contribuir a la escoliosis (o deviación lateral de la columna) cuando permanece en jun solo lado del cuerpo.
  • Rigidez lumbar en la edad adulta.
  • Mala postura sentado y dificultad para mantenerse en esa posición.
  • Rotación de la cadera hacia un lado al caminar.
  • Problemas de atención.
  • Se relaciona con enuresis nocturna.

 

Reflejo de Landau

No se considera un reflejo primitivo ya que no está presente en el nacimiento. Este reflejo aparece cuando el bebé empieza a levantar la cabeza estando boca abajo y se desarrolla hasta que el bebé es capaz de levantar el troco estando boca abajo a la vez que las piernas. Se debe integrar a la edad de tres años, de manera que el niño pueda levantar el tronco boca abajo manteniendo los pies en el suelo.

 

Consecuencias de un Reflejo de Landau no integrado

Las principales consecuencias de la falta de integración del Reflejo de Landau son:

  • Poco tono muscular en la parte posterior del cuerpo.
  • Postura pobre.

 

Ahora podemos entender por qué algunas posturas van más allá de la voluntad del niño. Si insistimos a un niño con dificultades en el desarrollo o reflejos persistentes en que corrija su postura puede que lo haga de forma consciente pero no la integrará como suya y enseguida volverá a su postura habitual.

En la clínica de Fisioterapia y Osteopatía Verónica Fabado hacemos un estudio completo de la postura, evaluando captores posturales, estructura y mecánica de la columna, tono muscular, apoyo de los pies y por supuesto fases del neurodesarrollo y reflejos primitivos.

Contamos con una red de profesionales con los que colaboramos si observamos problemas en otras áreas: pediatras, odontopediatras, optometristas, podólogos, logopedas, psicólogos, etc.