FISIOTERAPIA RESPIRATORIA INFANTIL

 

¿En qué consiste la fisioterapia respiratoria?

La fisioterapia respiratoria es una especialidad de la fisioterapia que se ocupa de mantener la función del sistema respiratorio en las mejores condiciones.

En el ámbito pediátrico adquiere gran relevancia dado que la inmadurez del niño y la predisposición a sufrir infecciones respiratorias (sobre todo los dos primeros años) los hace más vulnerables.

Esta terapia se puede realizar desde el momento del nacimiento si fuera necesario.

 

¿Cuándo está indicada esta terapia?

Las indicaciones más comunes son:

  • Acumulación de secreciones en vías superiores o inferiores que el niño no es capaz de eliminar.
  • Tras una infección respiratoria (para mejorar la mecánica ventilatoria y la función).
  • Enfermedades respiratorias (como la fibrosis quística).
  • Enfermedades neuromusculares en las que se afecten los músculos respiratorios.

 

¿Cómo es una sesión de fisioterapia respiratoria?

Cada sesión tiene una estructura básica que se adapta a cada paciente y en la que se usan técnicas manuales no invasivas.

Primero se realiza una entrevista con los padres para recabar información sobre el estado de salud del niño, antecedentes, hábitos y otros datos de relevancia.

Luego se procede a la exploración del niño mediante auscultación, medición de la saturación de oxígeno y exploración manual.

Se propone un plan de tratamiento donde se explica a los padres que tipo de tratamiento está indicado y cómo se va  proceder.

El tratamiento consiste en técnicas de terapia manual (caja torácica, diafragma), técnicas de eliminación de secreciones y mejora ventilatoria, ejercicios activos con niños que pueden colaborar.

Para finalizar, se les da a los padres toda la información necesaria, consejos, ejercicios y enseñanza de las técnicas respiratorias que se deben realizar en casa más adecuadas en cada caso.