ANQUILOGLOSIA

 

La anquiloglosia es el anclaje o falta de movilidad de la lengua. El factor causal más conocido es el acortamiento del frenillo lingual, pero la falta de movilidad o la movilidad inadecuada de la lengua puede tener más causas.

Se suele diagnosticar en las primeras semanas de vida ya que una lengua con poca movilidad dificulta en gran medida lalactancia, sobre todo la materna, aunque también afecta a la alimentación con biberón.

En el bebé, una lengua con movilidad normal debería:

  • Reposar en el paladar cuando el bebé tiene la boca cerrada.
  • Poder salir por fuera de los labios
  • Hacer su función en el amamantamiento recogiendo el pezón y bombeando la areola.

 

Anquiloglosia y lactancia materna

El amamantamiento es una actividad compleja, ya que requiere una buena coordinación de la succión, la deglución y la respiración y en todos estos procesos interviene la lengua.

Cuando el bebé mama, lengua debe recoger el pezón y llevarlo hacia el paladar blando mientras que comprime la areola del pecho materno para extraer la leche. En bebés con anquiloglosia, no se lleva bien el pezón hacia el paladar blando y la compresión no se hace en la areola sino en el pezón, lo que provoca dolor, grietas y poca estimulación del pecho para la producción de leche.

El primer signo de una lengua anclada suele aparecer en cuanto el bebé empieza a alimentarse, especialmente si es lactancia materna. Desde el inicio el bebé no puede utilizar su lengua correctamente y aparecen una serie de signos y síntomas:

  • Mal agarre
  • Dolor en el pezón de la madre que puede ir acompañado de grietas.
  • Lactancia no eficiente, con tomas muy largas y frecuentes.
  • Mala transferencia de leche, que puede disminuir la producción de leche de la madre.
  • Aumento del reflejo de eyección, sobreproducción de leche.
  • Poca ganancia de peso en el bebé
  • Chasquidos al mamar
  • Aparición de callo de lactancia por exceso de presión con los labios.
  • Mastitis de repetición.
  • Problemas de deglución, atragantamientos.

 

Otras consecuencias de la anquiloglosia

  • Malformación del paladar: cuando la lengua no reposa en el paladar, este se puede elevar y adquiere una forma ojival, lo que disminuye el espacio de las fosas nasales y fomenta la respiración oral lo que provoca sequedad oral y mayor predisposición a infecciones.
  • Alteración del desarrollo maxilofacial: la lengua, en condiciones normales, ayuda al crecimiento maxilofacial y mandibular, ya que gracias a su posición de reposo en el paladary su función actúa como un expansor de los maxilares. En cambio, una posición incorrecta de la lengua, un mal funcionamiento al tragar y la respiración oral pueden acabar provocando una falta de desarrollo maxilar y mal posicionamiento dental.
  • La deglución atípica: es una corma incorrecta de tragar que consiste en empujar los dientes con la lengua en lugar de llevar la lengua al paladar. Esto puede provocar posteriormente una mordida abierta.
  • Problemas de pronunciación: el frenillo sublingual corto puede dificultar la elevación normal de la punta de la lengua para la pronunciación de los sonidos /t/, /d/, /n/, /l/. También se puede dificultar el sonido /rr/.

 

Posibles causas de anquiloglosia

Aunque la causa de anquiloglosia más frecuente es la presencia de un frenillo sublingual corto y poco flexible, también debemos tener presentes otros factores. Cuando la lengua de un bebé no esfuncional,pero se detecta un frenillo sublingual flexible debemos revisar el funcionamiento de todas las estructuras que intervienen en la mecánica de la lengua.

La lengua es un órgano formado por 17 músculos. Algunos de estos músculos son intrínsecos, originados dentro de la propia lengua (cambian la forma de la lengua), y otros extrínsecos (se originan fuera de la lengua) que facilitan el movimiento de la lengua en distintas direcciones. Todos estos músculos deben de trabajar de forma coordinada para lograr una función eficiente.

La lengua está fijada en su cavidad en sus dos extremos. En su parte delantera está fijada por el frenillo lingual y dos estructuras más: fascia submucosa y la fascia del suelo de la boca que se unen en la línea media para insertarse en la lengua. En su parte posterior la inserción de la lengua se realiza en un hueso llamado hioides. Tensiones en el suelo de la boca o en los músculos suprahioideos pueden retener a la lengua en una posición posterior y no dejarla salir lo suficiente para tener una buena función.

Por tanto, la fijación o la falta de movimiento de la lengua no depende solo del frenillo lingual sino también del equilibrio y buen funcionamiento de otras estructuras.

En ocasiones, alteraciones en la mandíbula o desequilibrio en la musculatura anterior del cuello también pueden alterar la movilidad y la función lingual.

Algunas situaciones que pueden crear tensiones o mal funcionamiento en las estructuras descritas son:

  • Vuelta de cordón: la tensión alrededor del cuello puede producir un desequilibrio en los músculos anteriores del cuello (suprahioideos e infrahioideos).
  • Tortícolis congénita: una tensión excesiva en el músculo esternocleidomastoideo puede condicionar cambios en la hemimandíbula de ese lado, alterando también el equilibrio de los músculos que se insertan en ella.
  • Plagiocefalia: si hay un cambio estructural en la mandíbula se puede afectar el equilibrio muscular.
  • Parto largo, complicado o instrumentado.

¿Cómo realizamos el diagnóstico de la anquiloglosia en nuestra clínica?

Un buen diagnóstico para identificar la causa del mal funcionamiento de la lengua compete a diversos profesionales. El pediatra o especialistas en anquiloglosia como odontopediatras, matronas… deben valorar la presencia de frenillo sublingual, clasificarlo según el tipo de frenillo y su ubicación y decidir si se debe cortar osi es flexible y se debe trabajar con terapia manual por parte de un fisioterapeuta-osteópata pediátrico.

 

Tratamiento médico de la anquiloglosia: frenectomía

En el caso de que se diagnostique un frenillo corto y poco flexible se debe decidir si se corta o no. Es una decisión que se toma entre el equipo médico y la familia. La frenectomíaes una incisión que se realiza en el frenillo sublingual para liberar la lengua de su anclaje en el suelo de la boca. Esta técnica la realiza un médico o un profesional habilitado para ello, como un odontopediatra.